Andere



 ¡Todo era ternura…ternura!
No había nada más que ternura.
En todas partes se encontraba ternura.
Ternura mojada, a la mora
ternura al receptor, ternura a trozos
Ternura visitable, visitada.
Ternura sosa.
Ternura salada.
Ternura da amor, ternura con locura.
Ternura llena de abrazos, de caricias
Ternura llena de sorpresas, de ilusiones.
Ternura-ternura que es, simplemente, ternura.
Ternura y ternura…¡Y nada más que ternura!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: